El secrecto de los finlandeses. Tercera parte

1 09 2008

RECURSOS

(Publicado en La Nueva España el 28-6-2008)

 

Si algo caracteriza a la sociedad finlandesa es el escaso número de habitantes, sólo cinco millones y la apenas presencia de diferencias sociales. Sobre esa base se asienta la escuela pública con casi absoluto dominio ya que  poco más del 1% es privada.  La escuela en Finlandia, refleja y reproduce una sociedad igualitaria. No hay apenas diferencias en los resultados entre unas escuelas y otras.

 

Finlandia apuesta por la Educación como la mejor de sus materias primas, no repara en gastos, todo es gratuito, libros y hasta una comida caliente a media mañana. En nuestra visita probamos su menú en un centro de Secundaria y otro de Primaria, todo ello en un ambiente relajante.  Los comedores no están masificados porque no todos comen a la vez, prima el autoservicio, el orden y la limpieza.   

Las buenas dotaciones de los centros comprenden  espacios diáfanos, amplios, luminosos, limpios, funcionales, en perfecto estado y decorados en colores claros.  A todo ello se unen aulas con materiales para todo tipo de actividades, desde telares hasta todo tipo de herramientas para trabajar la madera.

 

Resulta muy llamativo que el alumnado de todos los niveles,  vaya  descalzo por todas las estancias del centro, la casi ausencia de ruidos y la atmósfera de relax y  tranquilidad que todo ello conlleva.  Los centros son una prolongación de su casa, un lugar para sentirse bien. 

 

El secreto del sistema educativo no sólo está en su inversión en Educación, es cierto que destina más PIB que España,  poco más que Bélgica pero  menos que el resto de los países del Norte de Europa. El gasto si correlaciona con los buenos resultados aunque por sí sólo no los garantiza, se trata de gastar más y mejor.

 

En Finlandia no existe analfabetismo. Tiene un sistema de educación obligatoria entre los 7 y los 17 años. Toda la población recibe y completa la  primaria que dura 9 años.  No parece que la clave sea empezar antes la enseñanza primaria, si bien hay centros de Educación Infantil, el que visitamos estaba justo al lado aunque con un funcionamiento al margen del centro de Educación Primaria.

 

A las afueras de los colegios quedan aparcadas las bicicletas.  En Porvoo, los centros educativos están situados en un entorno natural, rodeados de parques y espacios verdes. Cuentan con amplias instalaciones para el deporte. Una diferencia llamativa, los centros no están vallados, al menos parte del alumnado del Näsin Koulu estaba en un patio de recreo que no las tenía, en parte porque no hay peligro con el tráfico. La maestras van en bicicleta también, aprovechando el sorprendente clima primaveral de la última semana de Abril.

 

El clima de respeto es mutuo, la autoridad se ejerce sin autoritarismo. En el Násin Koulu tienen dos fórmulas para experimentar  la democracia con el alumnado. La primera es nombrar representantes por aula que pueden tomar decisiones sobre algunos aspectos del centro. Otra consiste en ejercitar el voto de forma paralela a las elecciones nacionales empleando las mismas urnas, recuento etc.,  Taru y Päivi, las profesoras, nos explican que es una forma de tomar conciencia sobre la forma en que los adultos deciden y de fomentar  la responsabilidad.

 

Frente a otros sistemas educativos, sobre todo los anglosajones con el Reino Unido y el alemán a la cabeza, que han apostado por los sistemas selectivos, Finlandia lo ha hecho por el comprensivo, se empeña en no dejar a nadie fuera del sistema educativo obligatorio y garantizar una educación básica y común para todos.  Atiende a la diversidad y  aunque el número de inmigrantes no es alto, el sistema tiene previsto su inclusión. 

 

Elisa, una de las profesoras más jóvenes, cree que las mujeres han tenido mucho que ver en la historia de Finlandia, no en vano, cuenta orgullosa como ha sido el primer país europeo en conceder el voto a las mujeres. Además considera que las mujeres se vieron obligadas a salir adelante solas cuando tras muchas guerras, tenían que alimentar a sus familias.   Deshacerse del dominio sueco y ruso, ha tenido algo que ver en el afán de superación finés. Sinikka, la directora, está especialmente orgullosa de que la presidencia del país esté en manos de una mujer.

 

Reeta, una maestra, alrededor de los 30 años acaba de ser  madre, se quedará en casa 11 meses y verá como su sueldo va disminuyendo según pasan los meses. Finlandia es un país con bienestar, aún así comprobamos que dentro de un orden, debes optar por cobrar el sueldo íntegro y trabajar  o renunciar a una parte significativa y quedarte con tu hijo en casa.

 

El carácter finlandés está forjado en la honestidad, humildad, responsabilidad y  la sinceridad, tal y como reflejan los famosos personajes de los libros y la serie de los Moomins.

 

El país de las interminables noches o días, según la estación nos recibió con amaneceres a las 3 de la mañana y la esperanza de ver a Papa Noel en su propio país en las largas noches de nuestra próxima visita en Diciembre.

 

 

 

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: