La escuela desaprovecha a los niños superdotados

16 06 2008

«Los alumnos con altas capacidades no son bichos raros, sino personas con muchas posibilidades de construir una sociedad más feliz»

Cristina López ESCRIBANO Experta en alumnos de altas capacidades

Oviedo, Rafael SARRALDE   LA NUEVA ESPAÑA  20-3-2007

imagen de www.mariabarcelo.es bajo licencia cc

«Me maravillan, me apasionan, me asombran a diario». La que habla es la pedagoga ovetense Cristina López Escribano, que lleva veinte años trabajando con escolares de altas capacidades intelectuales, a su juicio, «los grandes olvidados» del sistema educativo. Orientadora del Colegio Cristóbal Montoto de Pola de Siero, uno de los pocos centros que desarrollan talleres para niños superdotados, López Escribano observa con esperanza la próxima creación de un equipo de atención a las altas capacidades en la Consejería de Educación para detectar a los genios del pupitre y aplicarles planes específicos.

 

 

 


-Dicen las familias que hay tres mil superdotados sin detectar en la escuela asturiana.


-Yo soy partidaria de que a todos los niños con un nivel de creatividad e inteligencia elevados (más de 130 de coeficiente intelectual) se les llame niños de altas capacidades. Al menos hasta los 12 años.


-¿Por qué hasta esa edad?


-Porque la inteligencia cristaliza a partir de 11 o 12 años. Luego, entre los superdotados, están los genios, las mentes prodigiosas y los talentos, que son aquéllos que brillan en un área de conocimiento determinada.


-¿Entonces no hay niños superdotados de 5 años?


-La ley de Calidad hablaba de superdotados intelectuales a cualquier edad. Pero actualmente vemos más indicado seguir la otra línea de investigación.


-¿Cuántos niños de altas capacidades son superdotados?


-Más de los que cabría esperar. El superdotado es aquél que cumple los requisitos de ser muy inteligente y muy creativo, sin necesidad de que lo sea en exceso. El superdotado es una persona hábil socialmente y no tiene dificultades en ninguna materia, pero tampoco tiene por qué ser el número uno en todo.


-Destacan en lo que les interesa.


-Efectivamente.


-¿Pasan desapercibidos?

 
-Muchos sí, porque son hábiles y saben capear el temporal. Estos niños no tienen problemas en clase.


-¿El sistema educativo los desaprovecha?

 
-Sí, y eso es muy triste porque estos críos pueden ser el revulsivo de un aula. Mejoran el rendimiento de la clase y en el futuro pueden ayudarnos a salir de esta hondonada industrial asturiana.


-¿El futuro en sus manos?


-Claro, el futuro ha de estar en las manos de gente con valía. Estos niños son la manera más económica de resolver determinadas situaciones.


-Pero si no sabemos quiénes son…


-De ahí la importancia de la detección, porque eso lleva a estos niños a asumir las diferencias como algo natural.


-¿Los maestros están preparados para trabajar con ellos?


-Necesitan formación.


-¿No la tienen?


-Falta mucho por andar. Muchos de los maestros que se forman es porque están previamente sensibilizados.


-¿Pero es fácil descubrir a un superdotado en el pupitre?


-Si hay medios suficientes, sí.


-¿Qué medios?


-Si a un maestro le pones un cuestionario delante, es posible detectar las habilidades del niño.

 
-Muchos padres ocultan que sus hijos son superdotados.


-Porque temen que los demás les vean como extraños.

 
-¿Qué les aconseja?


-Son sus hijos. Y son como son. A los niños no los encargamos a medida. Una vez que asumimos que nuestro hijo tiene altas capacidades, hay que ponerse en contacto con el centro.

Hay que hablar con libertad. También les pediría confianza en los maestros y en los orientadores.


-¿Observa desconfianza?


-Veo cierta reticencia hacia la respuesta que dé la escuela, más que hacia los informes, porque cualquier orientador está preparado para trabajar en un caso de alta capacidad. Hay reticencia porque muchos piensan que en el colegio van a creer que su hijo es raro. No es cierto. Es importante que el niño sepa a qué se debe su distinta visión de las cosas.


-Muchos piensan: ¡Un niño superdotado, qué suerte!


-Es un estereotipo que conviene desterrar. Hay niños que no quieren destacar en clase para que no les tilden de empollones. Pero tienen inquietudes distintas: les interesan las matemáticas, la cultura prehistórica, la informática. Un niño me dijo: «Mi profe ideal es el que sepa más que yo».


-¿Pero es un privilegio o no tener en casa un superdotado?


-Es una dicha, porque estos niños tienen una gran capacidad para compartir, para ayudar a los demás. Las personas de altas capacidades son necesarias para resolver todo tipo de situaciones. El creativo es capaz de localizar soluciones distintas. Es un lujo.


-¿La creatividad es su rasgo más característico?

-Sí. Y quizá es el rasgo más difícil de cuantificar.


-¿Un superdotado no diagnosticado es un fracasado social en potencia?


-Los que tienen un coeficiente intelectual elevado y habilidades sociales, no. Pero los que tienen altas capacidades, talento específico en alguna materia y dificultades sociales, al no tener un diagnóstico, no saben a qué atribuir sus diferencias. Por ahí podría haber una puerta al fracaso. Si no ponemos un nivel de exigencia adecuado, el niño se va abandonando y sólo se dedica a sus temas de interés, olvidándose del resto.


-¿Es partidaria de pasarles de curso?


-En algunos casos, pero si tienen respuestas educativas en el curso al que van por edad no es necesario. Si tienen amigos en un curso superior, adelante, pero hay que valorar la madurez personal y afectiva. En cualquier caso, en los centros donde damos respuesta a niños con alta capacidad no ha habido peticiones de aceleración.


-¿Y crear centros de alto rendimiento?


-No. Soy partidaria de la integración absoluta, salvo en el caso de los talentos específicos.


-En ese caso, ¿qué?


-Está claro. Si el niño destaca en música, hay que llevarle a un conservatorio. Los talentos matemáticos tienen una respuesta más difícil, aunque se podría proponer un mentor o un tutor.


-Hay 75 superdotados diagnosticados en Asturias. ¿A cuánto se puede elevar la cifra?


-Mucho, porque al menos un 2,5 por ciento de la población tiene altas capacidades. Ese 2,5 por ciento no necesita siempre un apoyo sistemático, pero sí un tratamiento exquisito y una formación adecuada del profesorado.


-¿Y así los «grandes olvidados» dejarán de serlo?


-Me considero moderadamente optimista. Pero insisto en la necesidad de la formación del profesorado, en la búsqueda de una mayor colaboración de la escuela y los padres y en la sensibilidad social para que todos vean que los individuos con altas capacidades no son bichos raros, sino personas con muchas posibilidades de construir una sociedad más feliz

Anuncios

Acciones

Information

4 responses

3 07 2008
María Cristina Elarre

Soy maestra de un 5to año EGB2 (los niños en esta etapa escolar tienen alrededor de 10 años), de la única escuela del pueblo (Villa Dmínguez – Argentina). Si bien las opciones que tienen estos niños para acceder al conocimiento no son las mismas que la de los grandes centros urbanos, o la de los países europeos, cuando los maestros nos proponemos innovar, buscando el apoyo de la comunidad de padres y de algunas instituciones de la localidad, y algo podemos hacer.
Realizo este comentario, porque en un lugar como el que he descripto, creo que tengo una alumna talentosa, se destaca en el área de Lengua, escribe unas narraciones bellisimas, el uso de los recursos del lenguaje que realiza es, a mi parecer, innato. Dos de sus producciones se las puede encontrar en el blog MAESTRO http://www.docenteymaestro.blogspot.com
Mi problema es el siguiente: Què hacer con una niña asì, cómo ayudar a que su talento continúe creciendo.
Si alguien tiene sugerencias sobre cómo trabajar esta Necesidad Especial que presenta esta niña, me gustaría que me lo comuniquen mediante los comentarios del blog MAESTRO.
Gracias.
Cristina de Argentina

28 03 2009
nra eder vilche

hola soy nora de cordoba ,argentina.Tengo mi ahijada que ingreso a la sala de 4 años ,ella tiene una hermanita que cursa segundo grado ,a razon de ello ,anna,(ahijada)aprendio demasiado de su hermana ,anna sabe escribir su nombre ,el abecedario ,ni hablar de las bocales y esto le trae complicaciones en su conducta ,ya que ,ella dice que los demas niños demoran mucho en hacer lo que ella hace en un ratito y en concecuencia termina aburriendose y portandose mal.Yo creo que el sistema la deberia adelantar a la sala de 5,pero dicen que no es posible ya que anna cumple los 5 el 6 de agosto y aqhi el tope es el 30 de junio.Espero su rtta y desde ya muchas gracias

1 04 2010
azucena

Hola,soy madre de dos niñas de 13 y 10 años,las dos tienen altas capacidades,y problemas de relacion con los niños de su edad,aveces me siento triste por verlas sin amigos de su grupo de edad.En casa tenemos que estar estimulandolas de continuo,cosa que suele ser un placer que aveces agota,por que tenemos que trabajar los dos.Quisiera saber si existe algun tipo de ayuda para estas familias.Gracias

25 01 2011
Laura

Hola, me atrevo a decir que durante mi infancia estaba mucho mas avanzada que mis compañeros. pero aun asi me iba mal en la escuela. aprendia todomuy rapido, y me aburria hacer las mismas tareas durante mucho tiempo queria avanzar mas rapido. mi mama me enseñaba matematicas en casa cuando tenia tiempo lo cual no era muy frecuente. tambien me gustaba mucho la astronomia yme leia cuanto libro encontrara. a nadie le importo o no notaron este problema. en cambio estando en tercer grado me hicieron repetir de grado ya que no hacia las tareas ni los examenes ya que los encontraba aburridos. segui leyendo y aprendiendo en casa y la escuela resulto una perdida de tiempo. recien en sexto grado cunado me inscribi en las olimpiadas de matematicas una profesora nos hacia quedar despues de clases y nos adelantaba temas de matematicas. ibamos muhco mas rapido que en la clase normal y me sentia muy a gusto.cuando termino la olimpiada las clases aparte terminaron y mimama me compro un libro de matematicas para que pudiera adelantar los temas. nadie supo aprovechar mi potencial en cambio en mis primeros años de escuela me tomaron por revoltosa, desobediente e irresponsable. luego aprendi a ocultar mi gusto por las ciencias y me dedique a aprender en casa lo que no meenseñaban en la escuela. en el secundario quise hacer el secundario libre en forma acelerada y en laescuela medijeron que no se podia que tenia que cursar de acuerdo a mi edad. FUERON LOS PEORES AÑOS DE MI VIDA. si sus hijos son como yo hagan lo que puedan para alentarlos desde enseñarles en casa hasta comprarles libros que les permitan aprender a su ritmo. sino pierden interes y terminan desperdiciando su capacidad intelectual

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: