No soy el ‘Indiana Jones’ de la neurología

28 04 2008

La vida de Allen Counter, neurólogo, explorador y profesor de la Universidad de Harvard, será llevada al cine con el actor Will Smith de protagonista

MANUEL ANSEDE – Madrid – 19/04/2008 21:42

El investigador estadounidense Allen Counter (Florida, 1954) huye de la épica, pero su biografía no se lo pone fácil. Como explorador, descubrió en 1993 la única comunidad de descendientes de esclavos africanos que queda en Los Andes ecuatorianos. En el Ártico, hace más de dos decenios, encontró en un poblado esquimal a los hijos octogenarios de los primeros humanos que llegaron al Polo Norte. Sin embargo, su mayor aportación a la ciencia la ha hecho desde su puesto como profesor de neurología en la Universidad de Harvard. Desde hace 15 años, recorre las comunidades indígenas de Latinoamérica para estudiar los efectos de las intoxicaciones por plomo y mercurio en los niños que reciclan baterías de coche o trabajan en las minas de oro. El actor Will Smith prepara una película sobre su vida.

¿Cómo se están envenenando los indígenas?

«Es muy triste ver a tantos niños intoxicados por mercurio con autismo» 

Hoy, en toda la región del Amazonas, la gente intenta extraer oro de las minas. Hay muchos mineros no oficiales -garimpeiros, como los llaman en Brasil-, incluso en Surinam, una ex colonia holandesa, y en la Guayana francesa. En todos estos países, también en los de habla hispana, utilizan mercurio para amalgamarlo con el oro. En el proceso ocurren dos cosas. Primero, se libera mercurio al medio ambiente, invade los ríos y entra en la cadena alimentaria humana a través de los peces. Las familias se intoxican cuando comen pescado. Por otro lado, en algunos países, como Ecuador, los indígenas queman el mercurio dentro de sus casas y están muy expuestos al humo tóxico. Esto les puede causar daños cerebrales y desórdenes cognitivos. Hemos hecho análisis de sus cabellos y hemos detectado niveles muy altos de mercurio. Es triste ver a tantos niños con síntomas de epilepsia y autismo, posiblemente, relacionados con este metal.

¿Cuántas personas pueden estar afectadas?

Estamos hablamos de miles de personas que emplean mercurio habitualmente, así como también plomo.

¿Las minas son legales o ilegales?

En algunos casos son legales, pero en otros, no. Los mineros llegan, localizan los metales y destruyen la selva, el hábitat de las personas.

¿Hay multinacionales implicadas?

Es difícil saberlo. En Nambija, a 6.000 metros de altitud, en Los Andes ecuatorianos, hay compañías canadienses y del propio país. La mayor parte de las minas están en muy malas condiciones. Los trabajadores de la región, muchos de ellos indios saraguros, son agricultores, pero cuando llegó la minería empezaron a trabajar en las minas de oro. Viven en condiciones miserables. Hace unos años, muchos murieron cuando una mina se derrumbó. Nadie asumió la responsabilidad.

¿Las compañías están buscando una solución a estos problemas?

Las empresas deberían proteger más a sus trabajadores. En el interior de las minas no hay ningún tipo de seguridad.

El mercurio no es el único metal problemático para los indígenas.

«Los indígenas latinoamericanos tienen los niveles de plomo más altos del planeta» 

Efectivamente, hay otro gran problema con la salud de los niños en Latinoamérica, en países como Ecuador, Perú e incluso México. Es el plomo. Muchos de los habitantes de las aldeas cogen viejas baterías de coches y camiones y las descargan. Se las venden a los más pobres y éstos las rompen y las abren para sacar el plomo. Mezclan el metal con agua, como una sopa, y la utilizan para barnizar la cerámica, sobre todo en las tejas de las casas. El plomo hace las tejas más resistentes y atractivas, por eso la gente las compra, porque no quieren cambiar su tejado todos los años. La gente que trabaja con plomo suele ser indígena, no gente de clases altas. Muchos de estos niños están extremadamente enfermos. Tienen los niveles de plomo en sangre más altos del planeta.

¿Qué efectos tiene esta intoxicación?

El plomo produce daños cerebrales y dificultades de aprendizaje. Nosotros hemos hecho pruebas a los niños para ver cómo razonan y piensan, y hemos detectado que cuando sube el nivel de plomo en sangre, las capacidades cognitivas disminuyen. Es como el personaje del Sombrerero Loco de Alicia en el país de las maravillas. En el siglo XIX, los sombrereros británicos utilizaban sustancias con mercurio, así que los trabajadores de las fábricas estaban en contacto con este metal constantemente. Después de años de exposición, desarrollaban problemas psiquiátricos, porque el mercurio daña el cerebro. El personaje del Sombrerero Loco, con su especie de locura, representaba a estos trabajadores de las fábricas de sombreros.

¿Es posible reducir los envenenamientos?

La primera medida, evidentemente, es decirle a la gente que no utilice ni plomo ni mercurio, pero esto es muy difícil. Emplean mercurio para separar el oro desde hace muchos años. Y el plomo de las baterías, a su vez, es muy barato. No obstante, una vez que se han intoxicado con estas sustancias, hay un tratamiento médico, la quelación, para evitar la acumulación de metales pesados. El envenenamiento es más grave en los niños, porque están en pleno desarrollo de su cerebro. Por eso es más fácil que les afecte al sistema nervioso a ellos que a los adultos, que ya tienen su desarrollo completo.

¿Todas las personas con altos niveles de estos metales en sangre presentan síntomas nerviosos?

No, hemos visto niños con niveles de plomo en sangre sin problemas observables. No entendemos el porqué. El médico encargado del programa en Ecuador tampoco tiene una explicación. A veces, los niños tienen los dientes negros por la absorción del mercurio, pero pueden hablar sin problemas. Sin embargo, la mayor parte presenta problemas de aprendizaje.

Usted ha intentado llevar a los pacientes más graves a EEUU. ¿Es fácil para la gente obtener un visado y acudir a los hospitales?

Es muy difícil. Sobre todo después de los atentados contra las Torres Gemelas del 11 de septiembre de 2001. Los niños tienen que viajar acompañados, pero los adultos lo tienen realmente difícil para conseguir un visado.

¿El Gobierno de EEUU no colabora?

No mucho. Lo seguiremos intentando en el futuro.

Usted también ha estudiado un problema poco conocido en España: el de las cremas para el blanqueamiento de la piel.

Sí, es un problema internacional. Encontramos mucha gente que iba al hospital con altos niveles de mercurio, pero nadie tenía relación con fábricas, ni con termómetros o minas de oro. Entonces me di cuenta de que el 90% de los afectados eran mujeres. Además, el 96% de ellas eran latinoamericanas. La mayor parte de México y vivían en EEUU. Descubrimos que utilizaban cremas para blanquearse la piel procedentes de la localidad mexicana de Tampico. Se lo dijimos al Gobierno del país, pero nadie ha hecho nada. Es increíble. La gente que utiliza estas cremas tienen altos niveles de mercurio en la sangre.

¿Cuáles son son los efectos de estos cosméticos?

De entrada, blanquean la piel, pero el mercurio también produce desórdenes neurológicos severos. Y en las mujeres embarazadas el mercurio pasa al feto. No es un asunto limitado a América Latina, también ocurre en Arabia Saudí y algunos países de África.

Un grupo de médicos en EEUU sostiene que el mercurio de algunas vacunas está detrás del incremento de casos de autismo. ¿Qué opina de esto?

He analizado este asunto con mis alumnos de Harvard. Es muy difícil decir si es verdad o no, pero lo que es cierto es que las vacunas nos protegen de muchas enfermedades y el mercurio evita que aparezcan bacterias en las vacunas. La mayor parte de los médicos descarta este vínculo entre el mercurio en las vacunas y el autismo.

Por último, ¿está contento con ver su vida en una película protagonizada por Will Smith?
Estoy encantado, pero no hay que exagerar. Ahora me llaman “el Indiana Jones de la neurología”, pero yo soy simplemente Allen.

 

Artículo de público.es bajo licencia Creative-Commons

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: