Igualdad y cultura

15 03 2008
En Europa se hacen leyes de igualdad, pero no se tocan las culturas patriarcales
«¿De qué sirve poner los medios, los Juzgados, si luego hay un hombre que ha sido criado en un ambiente de violencia hasta verlo normal?»
Evangelina García Prince. Socióloga y economista. Consultora internacional en temas de géneropmayobre/galeria_de_mujeres
É. V. LA NUEVA ESPAÑA 5-3-2007
Experta en políticas de igualdad y género, Evangelina García Prince llegó el sábado a Gijón para participar en los actos que el Ayuntamiento organiza esta semana con motivo del Día de la Mujer. Con una visión global de la situación, la que fuera senadora de Venezuela sólo tiene claro una cosa, que la solución a la violencia de género debe empezar en la educación.

-¿Hay muchas diferencias entre la situación de la mujer en Europa y en América Latina?

-Sí las hay, pero lo cierto es que también hay grandes diferencias en los niveles de conciencia de las mujeres con su situación y el fenómeno de la desigualdad. No es sólo una diferencia a nivel económico entre países.

-En los últimos años, en España las cosas han cambiado mucho.

-España es un paradigma a nivel europeo en políticas de igualdad, en iniciativas presentadas. Pero el problema es mucho más profundo. En Europa todo lo relacionado con la igualdad intenta cambiarse desde la norma, con leyes, pero las culturas no se tocan. Y nadie se para a pensar que las personas que aplican esas leyes se han educado en culturas patriarcales. Esto quiere decir que hay que trabajar a nivel personal para llevar a los funcionarios que tienen que aplicar esas leyes a desprenderse de la cultura sexista.

-¿Es importante la educación?

-Es fundamental para crear las bases sociales de la igualdad. Pero no sólo la educación desde un punto de vista formal. También hay que concienciar a los medios de comunicación y a las instituciones que dan formación diaria, como las asociaciones o los grupos. Y todo esto aún está sin tocar.

-¿A qué se refiere con los medios de comunicación?

-Que es necesaria la sensibilización. Está muy bien que se difundan los programas, muchos de ellos estatales, que se crean con el objetivo de concienciar sobre el problema. Pero la labor tiene que ir más allá y sensibilizar a las grandes corporaciones para que de manera adecuada actúen al respecto. Por ejemplo, la red «O Globo», en Brasil, está haciendo un extraordinario trabajo a través de las telenovelas incluyendo en los guiones lo importante que es el uso del preservativo o el peligro que corre la evolución personal de una adolescente que se queda embarazada. Y eso es porque los guionistas se han dado cuenta de la importancia de esto. ¿Tú te imaginas lo que es tener a los medios de comunicación al servicio de la igualdad?

-¿Es entonces un trabajo de todos?

-De la actitud de todo el mundo. Yo trabajo con la gente, siempre, y es ahí donde hay que hacer el esfuerzo. Por ejemplo, para formar agentes de igualdad no hay que darles sólo un diploma para que opten a un cargo, hay que insertar dentro del programa la creación de actitudes hacia la igualdad.

-¿Y de la mujer?

-Por supuesto. Muchas veces he pensado que habría que hacer estudios a las mujeres que se benefician de los programas sociales para ver en qué han cambiado en ese tiempo, descubrir si se autoperciben de manera diferente. Porque muchas veces la conciencia de la mujer sobre sí misma no cambia y entonces no se avanza y los programas y el esfuerzo que se ha hecho sobre ellos no han servido para nada.

-¿Qué le parece la ley española contra la violencia de género?

-Las leyes no son más que un marco de referencia desde el que la Administración tiene que desarrollar las políticas públicas. Pero el trabajo es largo y difícil y hay que esperar para evaluar, porque piensa que hay que superar, nada menos, que 7.000 años de patriarcado. En cualquier caso, los resultados tanto de la ley de violencia de género como de la de igualdad que se aprobó en enero se verán más adelante. Pero yo pienso que la lucha de la violencia contra la mujer debe darse en un marco muy generalizado de lucha contra la violencia en general, un problema que en determinadas zonas, especialmente en América, empieza a ser preocupante.

-Pero a pesar de la ley, el número de mujeres muertas en 2007 sigue siendo elevado.

-Eso demuestra que hay que trabajar con la gente, porque tú lo puedes preparar todo, los Juzgados, a la Policía, a los médicos, poner los medios necesarios y precisos, pero de qué sirven si hay un hombre que ha sido criado en un ambiente de violencia, hasta verlo habitual, o que le han convencido de que el lecho tiene que ser un escenario de demostración hacia la mujer. Ése es un caso perdido. Pero en este sentido también hay que trabajar con la mujer, por supuesto. Ella tiene que entender que no tiene que demostrar nada a nadie. Que su valor físico es agradable pero que el personal es lo más importante.

-Hay una canciller en Alemania, una candidata en Francia y puede que otra en Estados Unidos. ¿Está cambiando el mundo?

-Yo estoy esperando a ver qué pasa porque mujeres en el poder no significa que haya políticas de género. Soy feminista, no mujerista. Pero que las mujeres lleguen al poder es el resultado de su actuación en la vida pública durante los últimos cien años. Hay estudios internacionales que muestran que, desde un punto de vista público, las mujeres tienen más prestigio que los hombres, se las considera más honestas y se tiene la sensación de que usan el poder para hacer muchas cosas. Por eso yo espero no que consigan mucho sino, al menos, que siembren. Si Hillary Clinton llega a la Casa Blanca espero que ponga la primera semilla para el cambio, por ejemplo firmando protocolos contra la violencia de género que Estados Unidos no tiene ratificados. Y luego, con el tiempo, se seguirá avanzando y consiguiendo cosas.

-En España, la vicepresidenta, Fernández de la Vega, es la política mejor valorada de todo el Gobierno.

-Sí, y me gustaría ver para qué le vale en su carrera. ¿Quizá para ser candidata del PSOE a la Presidencia? Lo cierto es que es una persona muy comprometida con las políticas de género

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: