Finlandia

20 02 2008

El sistema escolariza a los niños a diferentes edades según sus capacidades y madurez

Los pequeños finlandeses están en las guarderías hasta los 6 años y comienzan el colegio a los 7, pero algunos inician antes o después su vida académica

El Comercio Digital- 18.02.08 – MARTA FDEZ. VALLEJO

‘Aula O’, se lee en la puerta de una de las clases del colegio Kerttula Koulu, en el pueblo de Raisio. La enseñanza obligatoria en Finlandia son nueve cursos, empieza a los 7 y acaba a los 16, pero muchos colegios tienen esa clase especial.Escolarizan en ella a los pequeños que, tras realizar una prueba psicológica, los expertos consideran que no disponen de la madurez suficiente para iniciar su vida académica. En lugar de nueve cursos deberán completar diez. El sistema educativo consigue de esa manera que los alumnos no vayan renqueando a lo largo de toda su trayectoria escolar.

También hay cerca de un 1% de los pequeños que comienza un año antes las clases, con seis. Para ello, deben pasar una prueba psicológica en la que demuestren que están preparados. «No sólo que tienen capacidad intelectual, sino que están maduros para convivir con compañeros más mayores que ellos, sin sufrir», dice el director de Kerttula, Olli Ranta.
De esa manera, un niño puede empezar el primer curso de la enseñanza obligatoria a los 6, 7 e, incluso, 8 años. En Finlandia no se plantea el proceso educativo como una carrera para ver quién termina antes. No le conceden la menor importancia.

Los especialistas de los preescolares detectan ya a los pequeños que pueden ir al colegio con 6 años y a los que necesitan algún tipo de apoyo. Varppeen Lastentarha es una de las once guarderías municipales del pueblo de Raisio, a 200 kilómetros de Helsinki. A ella acuden 120 niños -de varias nacionalidades, entre ellos bosnios y kurdos, en Finlandia comienza a notarse la inmigración en las aulas-.

A jugar

Los profesores no tienen preocupación alguna por que los niños aprendan a leer pronto. «La edad óptima es entre los 4 y los 8 años. Nuestro sistema educativo establece que la técnica de la lectura y escritura se enseñe en primer curso en los colegios, a los 7 años. Nunca se fuerza a un niño, pero si él aprende de forma natural antes de esa edad, perfecto», detalla el director, Juha-Matti Sihanpää.No se les inicia en ninguna lengua extranjera. Ni siquiera en el otro idioma oficial. Todo en finés. O todo en sueco. «Los niños pequeños tienen que jugar. Hacemos puzzles y construcciones. Les leemos cuentos, escuchamos música, tenemos clase de Educación Física. Aprenden jugando. Fomentamos su creatividad», detalla Sirpa Hämaläinen, otra de las especialistas de la guardería. El ratio es de cuatro a siete niños por maestro, según la edad de los pequeños y sus necesidades. Los trabajadores de estos preescolares son profesores de guardería, de educación especial, ambas carreras universitarias; y cuidadores, una especialidad de Formación Profesional de dos años de duración.

El Gobierno sólo paga el curso de preescolar a los 6 años, y únicamente cuatro horas al día. Si los padres quieren llevar a sus hijos a la guardería antes de esa edad deben hacerse cargo de la factura. «La Administración educativa considera que los niños, de pequeños, con quien mejor están es con sus padres, si es posible», comenta Juha. Cada familia paga según sus ingresos y, en todo caso, la factura nunca es más alta de los 200 euros.

Los niños están agrupados por edades, pero hay una clase dedicada a pequeños con discapacidades psíquicas. Tienen un programa especial. «Deberán ir a aulas de integración en las escuelas o a centros especiales», explica Pia Lindroos, docente en la guardería. Los alumnos se mueven por las aulas con una gran libertad. «Aquí hay tres normas que se deben respetar», concreta la profesora: «no molestar al compañero, escuchar a los demás cuando hablan y dejar cada cosa en su sitio».

El principal objetivo de estas escuelas infantiles es que los niños «aprendan a comportarse en grupo». «Les permitirá después que su paso por el colegio no suponga un problema», añade Pia Lindroos. Entrenan mucho la convivencia. «Lo primero que hacemos por la mañana en la guardería es una reunión de profesores y alumnos -niños de entre 2 y 6 años-. Ellos exponen lo que les gustaría hacer, lo que les preocupa… Trabajamos mucho que respeten el turno de palabra», subraya.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: