Autoestima y éxito

1 02 2008

Un chico con baja autoestima tiende al fracaso

     Interesante artículo escrito por Maria Teresa De Narvaez, psicóloga U. Javeriana, publicado en http://contusalud.com.

DEFINICION

La autoestima es el valor que nos asignamos a nosotros mismos y tiene que ver con qué tanto nos aceptamos, cómo somos y qué tan satisfechos estamos con lo que hacemos, pensamos o sentimos. Esto a su vez está relacionado con el grado en que creemos que tenemos derecho a ser felices y cuanto respetamos y defendemos nuestros intereses.

Proviene de saberse querido y respetado por los demás, así como de sentirse competente, es decir, tener confianza y seguridad, lo cual ayuda a hacer la vida más agradable y facilita la consecución de las metas propuestas.

flickr

UNA AUTOESTIMA POSITIVA O NEGATIVA

De la misma manera que lo hacemos con los demás, podemos valorarnos mucho o poco y de acuerdo con esta apreciación, tratarnos con amabilidad y respeto y tenernos consideración; en caso contrario, exigirnos más de lo que podemos, no gustar de lo que somos y hacemos o criticar inclementemente nuestros actos.Un nivel alto en la autoestima implica quererse, admirarse y respetarse, es la clave par lograr relaciones gratificantes y positivas con los demás, enfrentar con éxito las adversidades, arriesgarse a luchar por lo que queremos y desarrollar nuestras propias capacidades.Un niño con autoestima positiva es capaz de valorar sus logros y los de los demás, expresar adecuadamente sus emociones, estar abierto a recibir el afecto de quienes le rodean y confiar en sus capacidades. Una autoestima negativa nos hace sentir incapaces e inadecuados, actuar de manera insegura y dependiente de la opinión y aprobación de los demás. Nos lleva a percibirnos como personas desagradables y a quien nada le resulta bien.Un autoconcepto bajo obliga a postergar deseos y necesidades pues se tiene la convicción de no merecer que sean satisfechas, lo cual favorece la aparición de actitudes pesimistas, ansiosas o depresivas.

IMPORTANCIA EN EL DESARROLLO DE LOS NIÑOSLa forma en que los niños se sienten con respecto a ellos mismos afecta todos los aspectos de su vida; desde la manera como se desempeñan en el ámbito escolar y familiar, tanto a nivel del aprendizaje como tal, comoo en la relación con compañeros y adultos que ejercen la autoridad, hasta la manera como enfrentan los pequeños problemas que se les presentan, toman decisiones y se plantean metas al futuro.  
COMO SE CONSTRUYE LA AUTOESTIMAEl amor por sí mismo comienza a formarse en los primeros años a través de las relaciones con la familia, amigos o en el colegio; en la adolescencia se reafirma o se revalora y en la edad adulta los éxitos y fracasos continúan repercutiendo en la manera de evaluarnos a nosotros mismos.El niño se ve a sí mismo como los mayores le dicen que es, por esto los comentarios de los padres le afectan tanto. La actitud que éstos adopten frente a sus hijos es primordial, ya que determina en gran parte el grado de autoestima que tendrá el niño.Cuando se tiene un concepto bueno del niño, se acepta como es, se le ayuda a mejorar sus debilidades y se resaltan sus cualidades su autoestima se ve fortalecida. Todo lo que los padres dice o hacen influye en el concepto que los niños se forman de ellos mismos. Si durante mucho tiempo se califica al niño como torpe e incapaz, o por el contrario, audaz e inteligente muy probablemente crecerá asumiendo esto como cierto y generando actitudes según estos conceptos.Para estimular la autoestima fortalezca tres áreas básicas:1. La formación de la identidad -¿Quién soy?
Los niños aprenden a tenerse respeto a sí mismos cuando los ayudamos a verse lo especiales que son. Cuando los niños se animan a ver de una forma positiva e importante sus características y en general su personalidad ellos comienzan a crear y a aprender la forma de perfeccionar significativamente sus habilidades

  • Ayude al niño a reconocer su propio cuerpo. (En los tres o cuatro primeros años) haciendo énfasis en elementos que definan su aspecto físico como estatura, color de pelo, constitución; Esto le permitirá configurar la imagen de sí mismo y a sentirse cada vez más satisfecho con su aspecto y su forma de ser.
  • Diligencie con él el siguiente cuestionario y añada otras características que usted considere le ayuden a definir su aspecto físico y su personalidad: Yo soy (nombre); tengo (años); peso ( Kg); mi pelo es (color); mis ojos son (tamaño y color). Invitelo a aceptar las diferencias de tamaño y otras, no todo el mundo es del mimo tamaño ni tiene la misma configuración ni el mismo peso. El niño puede aprender a apreciar la diversidad de las formas físicas. Hable sobre las diferencias abiertamente, discuta con el niño por que algunas personas como él necesita anteojos. Explique algunas de las razones por las cuales hay que usarlos. Puede ponerlo a que recorte de revistas o periódicos a personas famosas que usen anteojos. Es el mismo caso con respecto al freno, silla de ruedas, y otros.
  • Con los niños pequeños especialmente, póngalos a que unten sus manos y pies con tempera y luego las coloque en un gran papel y puedan ver si son iguales o distintas, si son más grandes, mas abiertas, etc.
  • Cada característica se describe, no se juzga negativamente. Por ejemplo, “tienes el pelo café, claro que hubiera sido mas bonito rubio”. En cambio si le dices, “si, tus ojos son negros, unos lindos ojos negros”, estará ayudando al propósito.
  • Luego pídale que haga un dibujo de sí mismo y que responda a las siguientes preguntas: ¿Cómo soy? y ¿Qué cosas me gustan de mí? Cuando terminen, pónganle de titulo: “YO SOY UNICO”. Haga énfasis en que es único. Estimule al niño a pensar por que lo hace único. Pedro tiene también los ojos verdes pero es más bajito, Julio es de mi misma estatura pero tiene el pelo rubio, etc.
  • Cuéntele a su hijo detalles de sus primeros años, como por ejemplo, la hora de su nacimiento, el peso y el color de su cabello. Relate anécdotas sobre sus travesuras y cuéntele cómo fueron los acontecimientos más importantes de su niñez, como el asomo del primer diente, los primeros pasos. Eso le permitirá ver cuánto ha crecido.
  • Estimule la práctica de deportes, para que se dé cuenta de todo los que puede hacer con su propio cuerpo y adquiera más seguridad.
  • Ayudelo a identificar sus fortalezas y debilidades, mostrándole las acciones concretas en las cuales se ponen en evidencia tanto sus cualidades como defectos, por ejemplo para decirle que es un niño amable, exprésele: “cada vez que mi amiga María Consuelo llama por teléfono queda encantada con la forma tan cortés como tú le respondes”.
    • Motive al niño a descubrir sus propios talentos o habilidades; no tienen que ser grandes dotes, ni tampoco comparables con las de ningún otro niño; destaque su capacidad para contar historias, su disponibilidad para ayudar a otros niños…Incluye la relación consigo mismo, a través del auto conocimiento, auto imagen, auto concepto;

    2. El sentido de pertenencia
    A qué grupo pertenezco: familia, colegio, etc.

    • Enséñele a identificar los miembros de la familia (tíos, abuelos, primos, etc.) y a sentirse amado y querido por ellos.
    • Refuerce su sentido de pertenencia, la familia, el colegio y los amigos constituyen los principales grupos a los cuales pertenecen los pequeños.
    • Hábleles sobre le papel que juegan dentro de ellos, contribuye significativamente al fortalecimiento de su identidad y a reafirmarse en su valor como persona.
    • Exprese con frecuencia al niño, sin considerar la edad que tenga, lo importante que él es para la familia, las cosas buenas que le aporta, el amor que sienten por él y la satisfacción y alegría que todos experimentan porque él es otro miembro de la familia.
    • Amplíe el conocimiento de su familia. Seleccione fotos familiares y construya con ellas el árbol genealógico.
    • Háblele de datos curiosos o de anécdotas familiares, esto contribuye a incrementar su interés por las personas que conforman su núcleo familiar.
    • Exprese en cada una de estas actividades la satisfacción y alegría que todos sientes que él sea otro miembro de la familia y todas las cosas buenas que él aporta a sus padres y hermanos.

    3. La capacidad para influir sobre las situaciones:
    De qué soy capaz

    • No se centre sólo en los aspectos negativos, considerar éstos como aspectos que se pueden corregir, más que como características definitivas de la personalidad del niño. Por ejemplo, en lugar de calificarlo como torpe, incapaz y bruto, hágale caer en la cuenta de cuál es su dificultad específica. “Cuando comas tienes que tener mas cuidado de no regar el jugo, igual cuando pases por el escritorio de tu hermana cuando esta trabajando para que no se le dañe lo que esta haciendo”.
    • Acostumbrelo a evaluar sus logros en comparación consigo mismo y no con los demás, Acostumbre a su hijo a evaluar sus propios logros en comparación consigo mismo y no con los demás. Evite comentarios como “obtuviste una mejor nota que Carlos en matemáticas”. Refuerce en cambio opiniones como “mejoraste tu desempeño en matemáticas en comparación con el bimestre pasado”.

    LO QUE LOS PADRES DEBEN HACER PARA QUE LOS NIÑOS APRENDAN A QUERERSE A SÍ MISMOS

    Demuestre interés por el desarrollo del niñoSiga el desarrollo de su hijo con interés y curiosidad, para que se dé cuenta que es una persona muy importante para usted. Esto lo hará sentirse querido y valorado.En caso de que por sus obligaciones tenga que dejarlo al cuidado de otra persona, asegúrese de que sea alguien que lo quiere casi tanto como usted y compruebe que el pequeño siente el mismo cariño hacia ella.

    Estimule al niño a enfocarlo en sus logrosLos niños necesitan saber que ellos están en capacidad de hacer muchas cosas bien. Ayudarle a los niños disfrutar de sus propias habilidades ayuda a que su buen sentido de bienestar. Pídale al niño que comparta las cosas que él hace bien, como montar en bicicleta, patines, cantar canciones, tocar un instrumento, o la que más le entusiasme a el. En algún momento en que lo vea tranquilo dígale que a usted le gustaría que él le hiciera un dibujo con lo que más le gusta hacer y lo que él considera que mejor hace. Luego le pregunta: ¿”Cómo te sientes cuando haces algo bien?” “Pueden los demás también hacerlo? Por que si, por que no?” Póngalo en un lugar importante por un buen tiempo, no lo bote, guárdelo, cuando ya no lo quiera tener expuesto. Muéstreselo especialmente a aquellas personas que son importantes para él, papa, abuelos, primos, etc.

    Hágalo sentirse CapazCuando al niño se le esta dando responsabilidades y se le esta haciendo sentir importante para la estructura de una familia o de la sociedad misma, ellos están en capacidad de usar sus habilidades para contribuir con un grupo y cooperar con otros.Para esto pídale primero al niño que se involucre por ejemplo en las tareas de la casa o en las actividades de su grupo de amigos haciendo parte activa de ellas. Pídale que haga una lista de sus fortalezas y que escoja una de ellas que será la que va a utilizar para compartir con los demás. “Tu puedes ser un buen miembro de equipo”. Colabore con su idea, estimúlelo a llegar a la meta.
    Tenga siempre en cuenta sus sentimientos, si él considera que no podrá hacerlo o que le quedara difícil. trabaje con él la forma como podría mejorar en esa debilidad.
    Ayúdelo con ideas positivas, sin criticas y sin exigencias demasiado altas. Dele crédito a experiencias pasadas. Póngase de acuerdo en otras posibilidades como podría involucrarse.
    Hágale caer en cuenta que cuando los niños cooperan o simplemente juegan unos con otros, necesitan aprender a hacerlo en equipo, compartir e incluir a otros en él. Cuando los niños aprender a valorar a sus compañeros, están reafirmando su propia auto estima.

    Respete su ritmo de crecimiento

    El desarrollo infantil transcurre según un esquema en el que se dan grandes fluctuaciones entre los niños en cada una de las habilidades. Por esto no se debe forzar al niño a usar el baño, dibujar, o montar en bicicleta antes de lo debido, ya que en estas adquisiciones influye la madurez física, psíquica y emocional, que llegará a su debido tiempo. Cada niño tiene su tiempo y su momento, que ayudado con una estimulación que vaya de acuerdo a su edad, el ira desarrollando sus habilidades.

    Evite los siguientes comentarios: por ejemplo si es bajito, no le este diciendo a todo el mundo “ay! Es que es tan bajito!”, O, “lastima que no haya sacado el pelo del hermano”, o también, “este si es un gran deportista, en cambio el hermano el pobre es un perezoso que no hace mas que ver televisión”.

    Esfuércese por comprender sus sentimientos
    Muéstrese comprensivo y en sintonía con él. Así le demuestra que sus sentimientos son reales y merecen la dedicación suya. Por ejemplo, cuando le muestre un dibujo, comparta con él su alegría, felicítelo y exponga su “obra maestra” en un lugar visible. Si vive experiencias tristes, compártalas también. Si toma en serio sus sentimientos, se sentirá comprendido y será comprensivo con los demás. También conviene que le dé cierto tiempo para superar los momentos difíciles.
    No lo regañe constantemente
    Hágase a la idea de que tener un niño pequeño en casa, puede ser sinónimo de desorden, suciedad, trabajo; a su hijo le cuesta trabajo asimilar todas las reglas de los adultos, porque para poder desarrollarse necesita tocar, investigar y jugar con todo lo que encuentra. Si lo regaña por ello, no la comprenderá, porque él tiene una perspectiva del entorno diferente a la suya y con su actitud sólo logrará que se sienta cohibido. En lugar de reprenderlo, adapte la casa a sus necesidades.Con los niños pequeños es importante ser indulgente y comprensivo cuando fallen o cometan errores. La mayoría de las veces éstos obedecen a otros factores diferentes del deseo o la voluntad para actuar de esa manera.
    Evite chantajes y amenazas
    Evite recurrir a las amenazas (si no te tomas la leche te quedas sin postre) o a los chantajes (si dejas de portarte mal te llevo al cine), para conseguir que le haga caso, no es necesario hacer uso de ellos. Hay una manera mucho más sencilla y respetuosa de hacer que su hijo le obedezca; consiste simplemente en decirle lo que usted quiere, por qué lo quiere y las ventajas de hacerlo. Por ejemplo: tienes que tomarte la leche porque alimenta y te ayuda a ponerte tan fuerte como papá.Ofrézcale alternativas para que sea más fácil obedecer: ” No quiero que rayes la mesa, pero puedes pintar en este cuaderno y hacer un bonito dibujo”.
    Alábelo pero no por todo
    El niño necesita saber que sus padres lo quieren, y no sólo por sus éxitos. -Sea generoso con las alabanzas y expresiones de admiración. Reconocer los logros por pequeños que éstos sean. A los niños les encanta que les reconozcan sus méritos. Sin embargo no conviene exagerar los elogios, porque el niño puede llegar a depender demasiado de la aprobación de las personas adultas o a perder el valor.
    No lo critique por su forma de ser

    Cada niño tiene su propio carácter. Un niño intranquilo nunca será sosegado y uno tranquilo nunca será un terremoto. A veces le costará aceptar la forma de ser de su hijo, sobre todo cuando difiere mucho de la suya.

    Acepte la forma de ser de su hijo y dele una mano para que desarrolle esa parte de su personalidad que tiene más dormida y oriéntelo para que modifique algunas actitudes que puedan ser inadecuadas, como la pereza, la rebeldía, pero es importante reconocer que cada niño tiene su propio ritmo; no le dé consejos que vayan en contra de su forma de ser, puede influir negativamente en su autoestima.La crítica constante, la desvalorización, el ridículo, la burla y las comparaciones con otros, son los peores enemigos de un auto concepto positivo. No valore sólo los resultados. Si el niño está aprendiendo a dibujar, destaque el esfuerzo, las sensaciones que le produce esta actividad y no sólo el dibujo final.

    Enseñarle a confiar en sí mismo
    La confianza en sí mismos es definitiva para el buen desempeño en la vida. La mejor manera de contribuir al desarrollo de esta capacidad es darle al niño la oportunidad para decidir y respetar su escogencia aunque no se ajuste a lo que los adultos creen que debería ser. Esta actitud fortalece su sentido de la responsabilidad.Ofrézcale varias alternativas para que elija; pregúntele por el color que más le gusta, qué prefiere entre un helado de fresa y uno de chocolate. Si después de regresar del colegio le dice que dejó olvidado su saco, no lo regañe. Ayúdele a buscar alternativas. Dígale algo cómo: “podrías haberlo dejado en el bus escolar o tal vez en el colegio; trata de recordar con calma”

    Estimule la independencia de sus hijos

    NO HAGA POR EL NIÑO LO QUE ÉL PUEDE HACER POR SÍ MISMO. Facilite el desarrollo de sus habilidades para satisfacer sus propias necesidades y aprenda a tomar decisiones y resolver problemas dentro de los límites de su propia seguridad, más tarde lo necesitará para enfrentarse a diversas situaciones, como responder mejor a la presión de grupo.Una forma de ayudarlos a reforzar su confianza, es ayudándolos a que trabajen con metas. Espere el momento en que el este en disposición de hablar de si mismo y de tareas. Luego vean en que viene fallando y que el mismo se ponga su meta. Haga un papel en que diga: Esta es mi meta de la semana, y abajo, Así es como voy a alcanzar mi meta. Si la alcanza, no recomendamos que le dé regalos físicos, solo expresiones afectivas y reconocimiento social. Recuerde que si él hace eso, no es para darle gusto a usted, es él quien se esta dando gusto a sí mismo. Por lo tanto si usted le sale y le compra un juguete por haber hecho mas amigos por ejemplo, no lo interiorizara y simplemente pensara que para que usted lo acepte, y para darle gusto a usted, tiene que hacer eso.

    Cuide de él pero sin sobreprotegerlo
    El niño necesita hacer actividades solo, aunque le resulten difíciles, porque así aumenta la confianza que tiene en sí mismo. Por eso por un lado tiene que vigilar para que esté seguro, pero también debe permitir que afronte ciertos riesgos propios de su edad. No es fácil y a veces cuesta encontrar el punto medio entre cuidar de él y sobreprotegerlo. Durante sus primeros años, el niño necesita correr, subir, bajar, trepar, saltar… estas actividades lo ayudan a madurar: andando por el borde de un andén adquiere más estabilidad y adquiere conceptos como arriba/abajo, cerca/lejos. Además experimenta la sensación de sentirse mayor, que tan feliz lo hace. Cuando su hijo se empeñe en subir a un tobogán, en vez de prohibírselo o asegurarle que se va a caer, tome las precauciones debidas y dele la mano y ayúdele a lograr su meta.
    CONSTRUYENDO LA CONFIANZA
    La confianza es un tema delicado. Los niños están en capacidad de confiar en otros cuando se sienten seguros de su propio ambiente. Una de las claves para ofrecer como adulto sentido de seguridad y confianza es la disciplina, dirección y promesas. Los niños cogen rápidamente todas aquellas inconsistencias que lleven a una falta de seguridad.

    Hable abiertamente sobre la confianza. Explíquele que confiar en alguien significa cuando alguien hace lo que dijo que iba hacer. Comente casos específicos de desconfianza como pueden ser los extraños, y en mayores, situaciones que hayan tenido con amigos. Pregúntele en quien es la persona o personas en quien más confían, y por que sienten confianza en ella.
    Refuércele la idea de no confiar en una persona que no los hace sentir cómodos y seguros.

    Como convertirnos en personas confiables:Es muy importante ayudar al niño a saber que sus necesidades son importantes para usted. Cuando usted oye al niño, usted le esta mostrando que le importan sus necesidades y sentimientos. Por lo tanto óigalo, oiga y oiga! Evite juzgar. Usted no necesita ayudar al niño a resolver sus problemas -a menos que el niño se lo pida. Invítelo a expresar sus temores. Pregúntele a que le tiene miedo.
    Confíe en su naturalezaSu hijo es un ser en pleno desarrollo, con un gran afán de vivir. Por lo tanto, no debe obligarlo a comer, ya que esta actitud es en la mayoría de los casos una falta de confianza en el niño y su instinto de supervivencia. Del mismo modo, no es necesario preocuparse tanto cuando enferma o cuando necesita más tiempo para superar una etapa. Su hijo dispone de una enorme capacidad de aprendizaje y de recuperación. Si usted le demuestra confianza, el se sentirá más seguro de sí mismo, esto lo animará a seguir intentando lo que más le cuesta y también aumentará sus defensas inmunologicas y acortará sus convalecencias.
    Estimule la expresión de sentimientos
    Manifestar lo que se siente de manera adecuada es una actitud indispensable para el establecimiento de relaciones positivas y gratificante. Enséñele a su hijo a diferenciar sus sentimientos. Indague sobre las cosas que le ocasionan risa, tristeza o ira. Pregúntele cómo se sintió cuando su equipo perdió el partido de fútbol.

    • Permítale expresar sentimientos negativos como la ira. Recuerde que lo malo no es sentirlos, lo que resulta inadecuado es la manera de manifestarlos.
    • Muéstrele cómo las emociones también se expresan con el cuerpo, no sólo con las palabras.
    • Motívelo para que cree sus propias maneras de expresar sentimientos sin herir a nadie.
    • Invítelo y hagan una lista de “las cosas que me hacen sentir así”, y enfrente se pueden escribir o pintar caras que señalen emociones como, sorpresa, enfado, tristeza, emoción, alegría, angustia, miedo, o dolor, etc.

    CUANDO UN NIÑO TIENE POCA AUTOESTIMA

    Decimos que un niño tiene una baja autoestima si:

    • Es poco colaborador, se desanima antes de empezar a hacer las cosas, tiene rabietas, se pone bravo fácilmente y está constantemente a la defensiva.
    • Cree que tiene muchos defectos y que los demás niños lo superan prácticamente en todo.
    • No confía en los demás: piensa que quieren hacerle daño y que se burlan de él.
    • Cree que casi todo le sale mal y cuando algo le sale bien, en lugar de reconocer su mérito cree que ha sido una casualidad o que ha tenido buena suerte.
    • Dice mentiras con bastante frecuencia y aparentemente sin ninguna razón. se sienten inseguros e inferiores y quieren convencer a los demás de que no son tan poca cosa como ellos mismos consideran que son; Tratan de vender una buena imagen de sí mismos y engrandecerse ante los ojos de los demás, precisamente por las dudas que tienen sobre su propio valor personal.
    • Se porta de manera torpe y le da miedo hacer las cosas.

    Que hacer?

    • Encárguele tareas sencillas que pueda resolver sin dificultad, para que se sienta orgulloso. Según vaya superándose, aumente el grado de dificultad.
    • Critíquelo lo menos posible e incremente sus comentarios positivos acerca de él.
    • Fomente su relación con otros niños, haciéndolo participar en actividades que se le faciliten.
    • No sea tan exigente con él.


    Evite:

    • Ignorar al niño cuando hable o esté expresando algo: pedirle que haga silencio, mirar par otro lado.
    • Compararlo con otros por que otros: Por que tu hermano es más amable que tú?
    • Hacerlo sentir incapaz: “tu no puedes nunca hacer bien las cosas”
    • Desvalorizarlo delante de otras personas
    • Exigirle mas de lo que él puede dar, esto la hace sentir que fracasa al no cumplir lo que lo padres esperan de él.
    • Utilizar siempre premios y castigos para moldear su conducta.
    • Resaltar siempre sus errores y asumir que las cualidades son algo natural que no tienen que exaltarse

    Recuerde:

    • Respetar lo que el niño es.
    • Reconocer y disfrutar sus rasgos, talentos y habilidades,
    • Darle libertad para tomar sus propias decisiones,
    • Enseñarle a reconocer sus cualidades al igual que sus fallas para que las corrija y supere.
    • Permitirle expresar sus emociones y mostrarle un permanente afecto y apoyo, son aportes valiosos para reafirmar su valor como persona.
    • Enseñarle a identificar sus fallas y defectos. Así comprenderá que es posible cambiar o mejorar algunas cosas que no hace bien,
    • Demostrarle afecto a través de caricias, abrazos
    • Trátelo con respeto, por que de esto depende la forma como se tratará a sí mismo y a los demás.

    Fuentes:“Aprendiendo y Creciendo Juntos” Volumen 3
    Ma.Teresa De Narvaez, Ma.Elena de Bernal.
     Febrero 2002Escrito por: Maria Teresa De Narvaez
    Psicóloga U. Javeriana
    Preguntas a la Psicóloga: contusalud.com
    Natalia Jaramillo – Enfermera Licenciada, U.J.
    Editora Contusalud.co

Anuncios

Acciones

Information

2 responses

11 09 2009
Lilia Mendez

Me gusto mucho su articulo es muy importante para mi y me he dado cuenta que he cometido errores gracias por su ayuda

6 10 2009
maria jose bermudez quesada y kimberly castillo

este tema nos resulto muy interesante,ya que en la nuestro centro educativo nos dieron un trabajo sobre EL AUTOESTIMA y erea muy dificil de comprender pero al finalizarlo lo comprendimos ( mi compañera y yo) el tema nos cirvio de mucho xq nos ganamos 15 pts…..¡gracias!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: