Soluciones contra el gueto

24 01 2008

La concentración de alumnos inmigrantes en algunas escuelas públicas es un grave problema. ¿Pero dónde está el límite del reparto entre los centros? ¿Se les debe llegar a sacar de su barrio?

ELENA SEVILLANO – Madrid – 17/12/2007   EL PAÍS 

 www.elpais.com

Cada vez que se habla de educación, de sus resultados (muchas veces malos), se echa mano del aumento espectacular de alumnado inmigrante en la aulas. En realidad, aunque son el doble que hace cinco años, los 677.000 alumnos extranjeros son sólo, un 9,4% del alumnado de enseñanzas no universitarias en España.Un porcentaje que podría ser, según los expertos, perfectamente asumible si no fuera porque el reparto está descompensado, no sólo entre las comunidades y los municipios, sino también entre las escuelas públicas y las concertadas. Un 82% de ellos están matriculados en centros públicos y pueden llegar a suponer el 90% de un aula en barrios con mucha presencia inmigrante. En los colegios concertados, sostenidos con fondos públicos, hay muchos menos.El problema ha sido señalado recurrentemente y nunca parece empezar a solucionarse. ¿Porqué es tan dífícil enfrentarse al problema? ¿Hay que llegar al punto de la localidad catalana de Vic, que ha creado rutas escolares para distribuir a los chavales, si es necesarrio, lejos de su barrio? Preguntamos a representantes de padres, profesores, administración, centros docentes y colectivos de inmigrantes.

LOLA ABELLÓ / CEAPA “La escuela ha de reflejar la realidad de su barrio”

“Apostamos por una distribución más equitativa del alumnado inmigrante entre los centros sostenidos con fondos públicos de un área determinada, de manera que los colegios respondan a la realidad social de su barrio. Hay que dotarlos de más profesorado, del soporte que sea necesario para no tener que trasplantar a los chavales a otras zonas. La red de vecinos, compañeros y padres que se teje es tan importante como la escuela misma”.

KAMAL RAHMOUNI / ASOCIACIÓN MARROQUÍ ATIME “Hacen falta políticas para atajar los guetos”

“La concentración de una sola procedencia en una escuela no es positiva; el mestizaje es el futuro, y requiere políticas globales, de educación, de vivienda: un colegio con un 80% de alumnos inmigrantes significa que en el barrio hay un 80% de inmigrantes. ¿Trasladar alumnos? Eso es pisar terreno pantanoso: ¿Está bien planificado? ¿Garantiza las mismas oportunidades educativas a todos? En cualquier caso es un parche. La necesidad es una visión global para atajar los guetos. Necesitamos, por ejemplo, poder acceder a viviendas de protección oficial [subvencionadas] en los nuevos barrios”.

RAÚL JIMÉNEZ / ASOCIACIÓN DE ECUATORIANOS RUMIÑAHUI “Redistribuir paliaría la discriminación”

“Los hijos de los inmigrantes están siendo discriminados al concentrarse en la pública sin posibilidades de entrar en la concertada. Redistribuir sería una buena alternativa porque propiciaría su integración con niños de padres españoles, algo que ahora mismo apenas está sucediendo. Pero no sé si trasladarlos de zona es una buena idea, ¿Qué gano yo con que a mi hijo me lo lleven a varios kilómetros cuando a cuatro calles de mi casa hay un centro concertado con pocos alumnos inmigrantes? O a lo mejor es necesario construir un nuevo colegio”.

FRANCISCO GARCÍA / CC OO “Concentrarles es antieducativo”

“No hablaría de alumnos inmigrantes sino de alumnos con necesidades de compensación educativa. Concentrarlos provoca una pérdida del carácter interclasista de un centro, que deja de reflejar la complejidad y la riqueza social. Es anti-educativo. La solución pasa por conciliar la manida elección de colegio por parte de los padres con la programación general de enseñanza, que ha de prevalecer. ¿Cómo? A través de comisiones de escolarización, respetando en lo posible la elección de las familias: por ejemplo, si se estima necesario, un niño puede matricularse en el colegio que su familia eligió en segundo lugar en vez del marcado como primera opción. Eso se puede llevar a cada barrio, evitando medidas extremas como tener que sacar a los chavales de su zona”.

ANTONIO LÓPEZ / FETE-UGT “Hay que dotar de recursos y apoyos”

“La concentración de alumnado necesitado de compensación educativa no tiene por qué ser mala ni dar problemas si se dota al centro de las medidas, los recursos y los apoyos necesarios. Hace falta una discriminación positiva para paliar posibles déficits educativos o de lenguajebajar las ratios y que todos los centros sostenidos con fondos públicos hagan sus reservas de plazas para atender al alumnado que va llegando a lo largo del curso. Ya han sufrido el desarraigo, no vamos a desarraigarlos de nuevo enviándolos a centros de otras zonas. Han de estar en sus barrios, con políticas integrales que coordinen dispositivos educativos y sociales para ayudar a la integración”.

ROSA CAÑADELL / USTEC-STEs “Se ha santificado la elección de los padres”

“Existe una doble red y se ha santificado el derecho de elección de los padres, lo que ha provocado una gran fractura social. Hay centros que seleccionan porque cobran cuotas o tienen un ideario religioso, y eso dificulta el acceso de quien no puede pagar o de quien es de otra religión. En la pública se concentra la clase media, media-baja y los inmigrantes. Si nos planteamos redistribuir, habrá que hacerlo con todo el alumnado, no sólo con los inmigrantes; si a unos los reparten y otros eligen, estamos ante una discriminación flagrante. Se trata hacer escuelas heterogéneas, que son las que funcionan mejor y aumentan la calidad. Como en Finlandia”.

JUAN LÓPEZ / MEC “La LOE dice: recursos, escolarización equilibrada”

“Me remito a tres principios de la LOE: escolarización equilibrada entre los centros financiados con fondos públicos de la zona, asumiendo entre todos, cooperativamente, la problemática correspondiente. A mayor problemática de escolarización mayores recursos materiales y humanos. Y mayor autonomía pedagógica, organizativa y de gestión de recursos de los centros educativos, pues ellos son los que mejor conocen cada situación”.

MANUEL DE CASTRO / FERE “Es difícil la distribución respetando la libertad”

“La excesiva concentración, que también se da en algunos colegios concertados, no es buena.Tampoco veo adecuado, en principio, trasladar alumnos inmigrantes a zonas distintas de la suya porque rompe un principio clave de admisión, que es la cercanía. Pero reconozco que no es fácil proceder a una distribución equitativa respetuosa con la libertad de elegir centro, por ejemplo, una familia no católica que no quiera llevar a su hijo a un centro religioso. Desde nuestra Federación [de titulares de colegios católicos] tenemos la voluntad de cumplir con lo aprobado por la LOE para una mejor distribución, como la reserva de plazas durante todo el curso.

MIGUEL ROMERO / DIRECTOR DE COLEGIO EN ALMERÍA “La clave está en bajar las ratios”

“En mi centro, el reparto es inviable porque somos el único sostenido con fondos públicos de Cortijos de Marín [barriada de Roquetas de Mar, Almería]. Y un inmigrante, por el hecho de serlo, no tiene por qué ser trasladado, tiene derecho a elegir estudiar al lado de casa”.“Nuestra zona genera riqueza y atrae a la inmigración; también proliferan los colegios privados. Tendemos a una sociedad plural y, para dar respuesta, la clave está en bajar las ratios y lograr una atención más personalizada. La discriminación positiva es quizás la manera de conseguir el equilibrio, una enseñanza de calidad”. 

© Diario EL PAÍS, S.L. – © Prisacom, S.A.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: