Consejos para madres y padres

4 12 2007

Las normas, la observación o el software de filtrado resultan de gran ayuda, pero deben ir acompañadas de la educación del menor, pues éste se encontrará, solo y quizá desde un ordenador ajeno, en situación de decidir. Por ello, hemos de favorecer el desarrollo de su competencia psicosocial, de habilidades como el pensamiento crítico, el manejo de emociones, la asertividad, o la resistencia a la presión de grupo, y mostrarnos como personas en las que puede confiar.

Por otra parte, si bien todos los niños son diferentes, como diferentes son sus interacciones en los diversos entornos en los que se desenvuelven, y, por ello, no hay recetas mágicas ni universales, deseamos compartir con usted algunas recomendaciones de carácter general que pueden resultarle de utilidad:

Lugar y tiempo de utilización

Es conveniente situar el ordenador en un lugar común del hogar y no en una habitación, pues de este modo resulta más fácil hacer seguimiento de su utilización. También es recomendable acordar un tiempo de conexión, e incluso una franja horaria para el mismo.

Uso compartido y confianza

Es aconsejable navegar con ellos en ocasiones. Es necesario que Internet no resulte un entorno en el que padres, madres y educadores son completos extraños. Los menores han de ser conscientes de que pueden contar con una persona que “algo de eso sabe” y a la que podrían acudir en busca de ayuda.

Provisión de lugares interesantes

Si el tiempo es limitado, aprovéchelo al máximo acudiendo a páginas webs previamente seleccionados por su calidad, algunas de los cuales incluyen enlaces con sitios seguros, educativos y divertidos.

Revisión del historial

Si nos inquieta pensar qué tipo de páginas visita una persona menor, podemos tratar de averiguarlo consultando el registro de webs visitadas que tiene el navegador. Si al acudir allí no hubiera nada, quizá pretendió borrar el rastro.

Ayudas de software

Existen programas de ayuda para estas labores de control preventivo: software que filtra contenidos, que registra lo tecleado, que limita el tiempo de conexión…

Vigilancia de la información publicada online

Puede que su hijo o alumna esté publicando páginas webs o creando blogs (una especie de cuadernos de bitácora o diarios en la Red) que revelen datos personales (nombre, dirección, fotografías…). Es fácil hacer una búsqueda en Google (con el nombre del menor, por ejemplo) y ver si por casualidad encontramos información de ese tipo que él, ella u otros hayan podido publicar online.

Observación de la persona

Permanezca atento a síntomas que pudieran indicar que algo puede no estar yendo bien. No es fácil, pero la atenta observación puede evidenciar que el comportamiento y la expresión cambian tras una sesión de Internet.

 

http://www.eprebentzioa.info/consejos-para-madres-y-padres

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: